Cómo saber si tu peluquera es novata


“Yo solo le dije que quería un peinado moderno… Buaa”

El mundo de la peluquería es un mundo complicado. Cortar el pelo no es tan sencillo como parece, a no ser que te llames Don Limpio. Por eso, normalmente las peluqueras hacen algún tipo de cursillo, formación profesional o lo que sea para aprender las técnicas más importantes para hacer un buen corte de pelo. Aún así, muchas cuando salen de la academia tienen más peligro que un Ultrasur en la fiesta del Triplete culé. Uno ha de ir con cuidado, porque puede ser que en una de esas academias te cobren poco por hacerte tu nuevo corte, o te las puedes encontrar en cualquier peluquería de barrio que la tengan haciendo prácticas. Así pues, os voy a dar algunas pautas para que sepáis reconocer una peluquera novata de las profesionales. De nada.


Lo primero es ver su juventud. Normalmente son jóvenes, decidme perspicaz. Las reconoceréis por llevar pelos de colores, música máquina en el Ipod y chicle en la boca. Puede haber variantes, ya sea con flamenquito en el Ipod o el pelo trasquilado. A veces experimentan delante del espejo con su propio pelo. Debe de ser un espectáculo esquizofrénico el verlas cortarse el pelo a sí mismas: “Que sí que te quedará bien así” Y el espejo hablando: “No, yo te he dicho más corto de los lados y un escalado por atras y…” “Que no, que te digo yo que te queda mejor con el flequillo para alante y gomina en la parte de atrás con unas mechas rubias en el sobaco Y así sucesivamente hablando consigo misma a través del espejo, y luchando por su pelo. Que por cierto, algo que nunca entenderé es la manía de las peluqueras por hacerte mechas. ¿Por qué?


Bien, prosigamos. Lo primero que te hacen en una peluquería al llegar es lavar… Perdón, hacerte esperar. Te hacen esperar durante tres horas y una vez han hecho la permanente a tres señoras mayores, han teñido cuatro cabelleras y cortado el pelo al vecino de enfrente entonces entras. Y te lavan el pelo. Cuando no te preguntan si te lavan el pelo es para ponerse a pensar, porque dices: “¿Qué pasa? ¿Tan sucio se ve?” Total, que vas a la pica esa y te sientas. Echas el cuello para atrás, te lo rompes, dejas la cabeza colgando y entonces la peluquera te echa el chorro de agua. Aquí os doy un truco para reconocer que es novata, permaneced atentos:


Cuando menos te lo esperas la peluquera abre el grifo y te lo echa por encima del pelo y entonces tú comienzas a gritar. “aAAaaagghghhhh, ¡¡me quemo!! ¡¡Socorrroooo!! Grurraaaaa saaaaaagghhhhh ¡¡Que quemaaagghhh!! ¡¡Mis ojooossss!! ¡Estoy derretíooooo!!” Y una vez has soltado todos esos improperios la peluquera te pregunta: “Ay, ¿está bien el agua?” ¡Hija de una hiena! Que si está bien el agua pregunta la tía. Si por poco no hace falta que te corten el pelo, que ya lo tienes chamuscadito. Esa, seguro que es novata; o una hija de puta, todo sea dicho.


Pero bueno, estas cosas se perdonan, ¿quién necesita tener las dos cejas hoy en día habiendo gafas de sol? Al fin y al cabo es novata, qué se le va a hacer. No lo puede saber todo. Así pues, te pone la batita y te colocan en el asiento donde te cortarán el pelo. O eso dicen. Entonces te preguntan como quieres tu pelo, tú te empeñas en explicarle con pelos y señales, nunca mejor dicho, lo que deseas para tu nuevo corte. Da igual, no te mates, harán lo que les salga del higo. Una peluquera profesional si no te hace el corte como tú lo querías le echa a la culpa a tu remolino: “Ay, es que tienes un pelo muy complicado, este remolino de aquí, este huracán de allí y ay perdona que llaman por teléfono, mírate por detrás” Una peluquera novata no se atreve a tanto y se pone a cortar. Corta y corta y corta y zas, adiós oreja. ¿Quién necesita las dos orejas hoy en día habiendo sonotones y dolby sorround? Vamos hombre.


Así que las peluqueras novatas, que en la academía les enseñan a vendar y suturar orejas colganderas, te recolocan con celo la oreja y siguen cortando el pelo. Hacen lo que pueden, yo creo que serían más sinceras si usaran una máquina de trasquilar ovejas y al menos ya sabrías a lo que ibas. Así que termina, te miras en el espejo y ves un ente con las cejas quemadas, con humo en la cabeza, con una oreja sangrando y pegada con celo y una peluquera mascando chicle y sonriente a través del espejo. “¿Qué tal? ¿Estás muy guapo, eh?” Porque para todas las peluqueras, terminen como terminen, siempre estás guapo. Entonces decide secarte el pelo. ¿Con el secador? Noooo. Con un soplete. Bueno, o algo que se le parece porque la temperatura del aire del secador la controlan igual que la del agua y adiós a la otra oreja. Si usas gafas es un grave problema ir a cortarte el pelo a según qué sitios.


Para acabarlo de rematar la peluquera novata se te acerca y te pregunta: “¿Te lavo el pelo otra vez?” Y tú: “¡¡¡¡NO!!!! Ya me voy, ya pago, pero no me maltratéis más, ¡piedad!” Mientras la mitad del ojo derecho parece salirse de su cuenca. A pesar de todo, ella no se contenta y decide ponerte gomina. Para hacerte un peinado moderno, que es su gran reto siempre, hacer un peinado lo suficientemente moderno. Y entonces, te miras al espejo y te ves así:



“¡Y buenas tardes! ¡Hasta la próxima! ¡Son quince euros!” Hasta la próxima tu madre, hijadeperra.
Expande la chuminada...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on Google+0Print this pageEmail this to someone

11 comentarios en “Cómo saber si tu peluquera es novata

  1. Hace ya tiempo que decidí montar la peluquería en casa, a menos que fuese inevitablemente necesario ir a la de la esquina. Así que mi madre me lleva cortando el pelo una eternidad, y tengo la cabeza de varios colores debido a los experimentos…

    El problema, el GRAN problema de las chicas (y de algunos chicos) al ir a los mataderos estos es que te dicen: ‘¿Qué te vas a hacer?’ Y tú, con toda tu buena fe, les dices ‘SÓLO quiero cortarme UN POCO LAS PUNTAS’.

    Y ZAS. Para ellas las puntas son las puntas empezando por arriba, por donde crece el pelo…

    En fin. Este jueves vuelvo, a cambiarme el color, a ver qué pasa xDDDD

    (Somos masocas)

  2. Estoy de anécdotas hoy, así que una más no hará mal, supongo. Por cierto la charla con el espejo de la peluquera es excelente jajaja.

    Mm… será 5 años atrás o algo así, estaba yo sentado en una peluquería, digo estaba sentado en el asiento de una. Y no era fémina el artista capilar, era un sujeto amanerado y para ser sutil "un sujeto no interesado en mujeres" claramente.
    Yo fui con mi hermano y apenas dijo el peluquero ¿quién viene primero? mi hermano se tiró por la ventana y corrió hasta perderse en las calles (hasta hoy sigue desaparecido xD).

    ¿Que querés que te haga? -me pregunta-, no mucho -le digo- un "desmechado" nomás (esa fue la intrucción que me dijeron debía decir). Acto seguido el flaco me propone 34.536.546 formas de hacer un "desmechado"… Y no entendí ninguna de las explicaciones que me dió. Así que sencillamente opté por elegir una de la infinidad de formas que propuso.
    Desde ese día nunca más fuí a una peluquería. Era una obra de arte abstracta mi cabeza xD
    Ahora me corto el pelo solo, y más allá de algún que otro accidente logro resultados satisfactorios xD

    Saludos Morri.

  3. Gracias hombre ahora ya tengo una idea de como reconocer a las novatas; mañana me toca cortarme el pelo y bueno me podria cortar mi madre pero..pero prefiero morir y es que la foto del peinado moderno no es nada para como corta ella asi que caballero a la peluqueria y deseadme suerte que la necesitare

    salu2

  4. Morri, mira que frase he encontrado para tí: “Cuando todo el mundo está loco, estar cuerdo es una locura” (Paul Samuelson)
    No tengo problemas con las peluquerías. No me suponen ni un trauma, ni un gasto de mis dineros, desde que compré una afeitadora o máquina de rapar. Vale para todo: arregla barbas, pingües pelos de mi cabeza de incipiente calvo y tarzanitos.

  5. Yuki Ashura: A mí me pasaba en la peluquería de la universidad, a la cual dejé de ir. Iba y le decía, quiero que me lo cortes, pero no mucho. Y ella, ¿un dedo? Y yo entendí un dedo a lo ancho, ella debió entenderlo a lo largo porque casi me deja rapado… En fin. No volví.

    Juan L: Ostras, he imaginado a tu hermano huyendo soltando todo a su paso y la puerta desencajada… Yo no entiendo a muchos de estos peluqueros que hacen lo que les sale del mismísimo, pero en fin, supongo que nos tienen cogidos por los pelos :P

    1vor: ¡Ánimos! Llévale el texto imprimido a la peluquera XDDD Pero enseñáselo después, vaya a ser que se ofenda y te deje el pelo hecho un asquito.

    Capitán Clostridium: La frase me suena, creo que la conocía, gracias ^^ La he debido de ver en algún nick o frase del Facebook xD Sí, cuando te tienes que rapar el pelo y ya, lo mejor es la máquina en casa. Yo es que lo llevo medio-largo y las máquinas no me valen. Saludos.

  6. de donde sacas las fotos? XDDD quiero decir, aja de internet, pero me resulta dificil imaginar como encuentras precisamente lo que quieres mostrar y que vaya con el post XDD

    Lleve a mi hermano a cortar el pelo el otro dia y lo atendio una quinceañera… :S Lo rapó horrible y todo torcido pero cuando mi pobre hermano vió que cogia la hojilla, se levantó de un salto y le dijo que quería vivir un poco mas…

    Esa tendencia a hacerte las mechas! JAJAJAJAJAJAJAJAJA mori, porque CADA vez que voy a la pelu quieren hacerme las mechas “Gratis, gratis! lo que quiero es hacertelas agggggggsssshh!no importa que no vuelvasss”. Otra cosa que me molesta es el barril de spray y porquerias que me echan despues de terminar y sin preguntarme…

  7. Lily E: Pues me tiro un ratito buscando por Google Imagenes a ver qué encuentro que me valga jajaja :P Lo de las mechas es realmente preocupante, ¿tienen algún tipo de comisión por uso de mechas o algo? A veces les pondría yo una mecha, pero de petardo y a ver si se les quitaban las ganas.

  8. Algo me ha llamado la atención, ¿allá en España sólo existen peluquerías unisex? En mis país hay, aunque cada vez menos, barberías en donde solamente atienden a caballeros. La principal diferencia es que te evitas aguantarte los sprays apestosos que parecieran ser el aromatizador de facto de las peluquerías para señoras :P

    Otra pregunta: ¿es norma que te laven el pelo? Acá hay que pedirlo expresamente.

    Y respecto al tema central del post, yo siempre trato de conseguir un barbero bastante señor para evitar las novatadas. ¿El problema? Pues que ya uno terminó en un psiquiátrico y el actual está más cerca del ataúd que de las tijeras :P

  9. Marcel: Bueno, hay de todo. Barberos hay, no muchos pero hay, pero yo suelo ir a peluquerías unisex. Lo de lavarte el pelo normalmente donde yo he ido te preguntan, aunque a veces te lo lavan directamente. Más que nada para que lo tengas mojado y más fácil de cortar. ¡Saludos!

  10. ju no mextraña que me de pereza ir a la pelu…nunca se como me lo van a cortar y eso que explico detalle a detalle a la peluquera como lo quiero y cuando me tienen que reteñir las mechas…horror!! me dejan unos buenos cachos sin teñir

    en serio si quieres ir con una obra abstracta sicodelica en la cabeza mejor vete a una peluqueria sobre todo donde trabajan aprendices xdddd

  11. Un poco de fe, porfavor; alguien tiene que ser la coballa; pero que haria mucha gente sin las confidencias a su peluquera; asi pues piensen que su sacrificio es por un bien mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>