Lo del Facebook (Feisbú para los amigos)


Facebook está de moda, sí, El mundo está loco descubriendo América. Si aún no has oído hablar de esta aplicación web 2.0 enhorabuena, vives en una burbuja espléndida. A la mayoría de la gente lo que nos ha pasado es que nuestro entorno entero, de forma totalmente espontánea y veloz, se han dado de alta en Facebook con lo cual tu mail se llena de mensajes subliminales que te llaman: “¡Únete a Facebook!” Bueno, quizás no eran subliminales. Total, terminas dándote de alta por curiosidad, a ver qué leches es eso del feisbú y qué hay ahí que todo el mundo entra. Si os pasa lo mismo con la iglesia de la Cienciología no lo hagáis, se entra por curiosidad y se termina como Tom Cruise. Cuidadín.


Así pues, te registras, pones tu nombre y tu contraseña y te adentras en el mundo feisbuquiense. Y el estrés se apodera de tu cuerpo, de repente tus amigos detectan que estás en Facebook y te agregan en masa. Te invitan a grupos, juegos, aplicaciones, causas, te enseñan fotos, te dejan comentarios, te abren el chat, te dan la bienvenida, te escriben en el muro y aaaghhh ¡Socorro! Cierras el navegador y no vuelves a entrar. Bueno sí, vuelves a entrar, al cabo de un rato, cuando la gente se ha tranquilizado y puedes chafardear con calma.


Si una cosa tiene Facebook es que tiene un montón de cosas, por lo menos cuando entras por primera vez. Te da la sensación de que es eterno, que hay multitud de cosas con las que perder tu tiempo productivo realizando paridas. Luego cuando llevas una semana registrado la cosa cambia, pero vayamos a lo que se puede hacer. Por ejemplo puedes jugar a alguno de los múltiples juegos que hay ahí dentro. El Word Challenge o el Geo Challenge serían unos ejemplos claros. La evolución en esos juegos es: 1) Parece divertido 2) Ostras como pica esto, a ver si supero a Mari Loli Pérez que sale aquí por encima mío con lo tonta que es 3) Joder, siempre hago la misma puntuación 4) Esto es un rollo coño, ¿qué hago aquí perdiendo el tiempo si tendría que estar estudiando? 5) Debería estudiar 6) ¡A la mierda el juego! ¡Esto es una mierda seca! ¡No consigo superar los récords! 7) Bola del desierto, fiuuu


Luego hay otros juegos como el Guerra de Pandillas que a la gente que no ha jugado más que al Brain Training y el Imagina ser patinadora y bailarina les parecerá la ostia, pero es una mierda pinchada en un palo que aburriría a cualquiera que tuviera algo mejor que hacer. Pero se pueden hacer más cosas en Facebook, no sólo jugar. Lo verás enseguida, la gente te agrega a aplicaciones como “Tu cumpleaños”, “Amigos que no se olvidan”, “Mi árbol de navidad”, “Amigos que me llevaría de fiesta”, “Test eres buen amante según Cosmopolitan” o “Amig@s que me follaría si no se enterara nadie. O cosas así. ¿Os imagináis? “Mari Loli te ha agregado en su lista de amig@s que se follaría si no se enterara nadie” La de follones que se organizarían.



Chiste de Mauro Entrialgo

Otra cosa muy divertida de hacer en Facebook es hacerte fan de cosas. De lo que sea. De películas, videojuegos, de series, de las Marbú Dorada, del Tente, de las Mamachicho y hasta del tío que hizo el anuncio del gueropa hace diez años. Bueno, ese no está que lo he buscado, pero pronto estará. Lo de hacerse fan de cosas suele jugar con la nostalgia y las cosas que más fans tienen son las que más viejas son. Aunque ultimamente se ha puesto de moda hacerse fan de cosas absurdas como el reirse solo por la calle, dormir un ratito más o tocar la pandereta con los pies mientras un mono te hace cosquillas. Mientras más absurda, más fans.


También puedes publicar enlaces y videos dentro del facebook, la gente suele pasar de todo y ni los mira, pero siempre habrá algún incauto más aburrido que nadie que le echará un vistazo y te sentirás escuchado. Lo que suele triunfar más son los grupos y las causas. Los grupos sirven para cualquier cosa, es como crearte un propio foro sólo para tus amigos o la gente que invites y suelen funcionar casi como las páginas a las que hacerte fan. Mientras más absurdo más gente hay en el grupo. Las causas son otra cosa, surgieron para que la gente se hiciese solidaria y se enterase todo el mundo, que es lo que mola de ser solidario, ¿si vas a ser solidario y nadie se entera, pa’ qué? Así funciona todo. Pues bien, al principio las cosas iban del cambio climático, las agresiones a las mujeres y la paz en el mundo. Esas cosas por las que hacerse solidario. Pero después triunfaron cosas como “ahorra agua dúchate con alguien” o “ahorra calefacción busca alguien que te dé calor”. Esto, amigos, sí que es solidaridad. Como no podía ser de otra forma mi día sin pedos está ahí, ya puestos en poner chorradas que no falte la más grande.


¿Pero lo que más mola del facebook qué es? Pues chafardear amigos, chafardear. Si no fuera porque es posible ver lo que comenta la otra gente, ver sus fotos y sus aficiones, nadie se apuntaría al feisbú. Hay una cosa que funciona mal de las fotos, no sé si habréis probado de etiquetar a alguien, pero una vez etiquetas a alguien sus amigos también verán todo el álbum tuyo aunque tú no estés entre sus amigos. Ojo con eso, porque luego acaban viendo tus fotos gente que ni te imaginarías que lo harían, con lo cual estamos en lo de siempre: Si no quieres que una foto tuya en la que sales poco favorecido no la vea la gente, no la subas a internet. La gracia está en que la subirán tus amigos. Ay, la amistad, esa cosa tan bonita y tan curiosa.


Además, hay gente que su idea de privacidad es un tanto extraña y se ponen a hablar con otras mediante los muros. Una de dos, o les gusta ser exhibicionistas o no se enteran de qué va el rollo. Porque hay parejas que se ponen a soltarse arrumacos de palabra por los muros: “Ay mis pastelito mío” “Mi cucurruchú de pitiminí y tiramisú en almíbar, ¿nos vemos luego en el parque a las 5?” “Claro que sí mi florecilla del campo” Un día que alguien haga esto todos los amigos del facebook deberían personarse a las 5 en el parque y darles un susto haciendo ver que les secuestran. A ver si así se les pasa la tontería de hablar de cosas personales en público.


En definitiva, Facebook es la demostración de que el chafardeo puro y duro triunfa como nada en esta sociedad. Os dejo con un video que vi en El emperador de los helados que muestra de forma hilarante cómo sería Facebook en la realidad:





Posts relacionados:


[Twitter, la tontería 2.0 de moda]
[Cómo ser un geek y no perder un Ipod en el intento]

3 dicen la suya

  1. 04/11/2012

    […] echaros novia o novio y luego dejadlo. No en una cuneta, que eso está feo. A ver qué pasa con el Facebook. No servirá de mucho para esta web porque ya no estará la encuesta y no la voy a repetir para […]

  2. 25/04/2013

    […] y con dos hijos”. El baremo de la edad para cumplir objetivos. Cada uno con los suyos, unos revolucionar internet, la física o el punto de cruz; otros con tener hijos antes de los 30. Son objetivos que se pone la […]

  3. 06/02/2014

    […] cómo nos comportamos dentro y de ahí, como no, iba a nacer este post. ¿Qué tipo de usuario de Facebook eres? Es la primera pregunta que deberías plantearte. Seguramente tu propia mente te responda que […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *