Cómo ser romántico


Aunque aún queda mucho para el 14 de Febrero y esas cosas como el día de los enamorados en los que el romanticismo aumenta en el aire por momentos, hoy os voy a hablar de como ser romántico. Sí, unos sencillos pasos para conseguir llegar a ser el mejor hort… El mejor chico sensible dedicado a las mujeres en cuerpo y alma. Aunque el romántico sobre todo se entrega en alma, lo del cuerpo lo dejamos para más adelante que es muy poco romántico, aunque para eso también hay su romanticismo…


Porque una cosa está clara, el romántico ante todo nunca, nunca en la vida debe demostrar ganas de fornicar. Debe hacer creer a la chica en cuestión que él lo que quiere es serle fiel en las alegrías y en las penas, quiere verla subir a los altares con alas de amor y que lo que necesita es que le demuestre su amor a todas horas, así que nada de hablar de fornicio, a unas malas, de hacer el amor. El problema cuando eres un romántico así es que la chica tiene sus necesidades y se han dado casos de chicas con las bragas bajadas, espatarradas en la cama y mirando la hora, mientras el chico en cuestión le está diciendo aún lo importante que es para él la luz de la vela del fondo.


Y ahí llegamos al segundo punto importante del romántico. Las velas. Siempre, siempre, siempre, para ser romántico tienes que tener una vela a mano. Hay alguno que otro que por siempre llevar una la llevaba en el bolsillo ya no ha ligado por ser romántico, sino porque la chica en cuestión pensaba que el bulto era otro“Ay chico, ¿ere así o e que te alegrah de vemme?” De todas formas, para un romántico siempre es necesario y fundamental llevar las velas porque nunca se sabe donde vas a tener una cena. Y una cena ha de ser, por definición, romántica. Y una cena romántica sin velas es como si Ramoncín no fuese nunca a un debate televisivo, no es posible.


Lo que las velas tienen un peligro añadido, como se suele usar para todo lo relacionado con el romanticismo lo suelen usar muchos para decorar la habitación con pétalos de rosas y velas alrededor de la cama. Que supongo que las chicas lo ven y no saben si van a echar un polvo o a hacer un rito de una secta extraña, pero bueno, son cosas que ocurren. Lo más peligroso de todo es si en un momento de fulgor sexual deciden hacerlo a lo salvaje y pierna parriba pierna pabajo acaban tirando una vela, quemando las cortinas y con olor a pétalo de rosa chamuscado. No es plan.



Otra cosa que debéis tener clara para ser románticos empedernidos es vuestra capacidad de decir piropos. Muchos piropos. Pero sobre todo, que no sean originales. Un romántico de verdad nunca se inventa piropos, siempre usa los clásicos del romanticismo. Ya sabéis, no fallan, las chicas no se acuerdan nunca de los piropos y podéis utilizar treintamil veces los mismos: “Tu madre debió ser pastelera porque un bombón como tú no lo fabrica cualquiera”. Seguro que no lo ha oido nunca y se le caerán las bragas en un segundo. Románticamente claro.


Seguidamente para ser romántico debes de cuidar tu vestimenta. Nada de vestir de modernillo ni de rapero con los pantalones en las rodillas ni nada de eso. Ni siquiera a lo Pepe Navarro con los pantalones en los sobacos, que es el otro extremo. Ante todo el romántico ha de llevar traje. Y si quieres ser un verdadero hortera, no te olvides la pajarita. La corbata hace también su uso, y sobre todo, procura repeinarte mucho y usar tanta gomina que parezca que te hayan dado un lengüetazo de vaca.


¿Y ahora? ¿Ya está? ¡No, querido romántico! Ahora además te hace falta el detalle final, el punto clave. Las flores. Un romántico siempre tiene que tener flores a mano, no, no mires al bolsillo izquierdo, eso son cogollos y eso no lo debe regalar un romántico… Si quieres alcanzar el súmum del romanticismo lo que debes hacer es regalar flores. ¿Que tu chica es alérgica? Da igual, tú le das las flores y si estornuda es una señal de su amor, porque te quiere tanto que se sacrifica por ti con los ojos llorosos y la nariz congestionada. ¡Eso es amor con mayúsculas! ¡Oooh!


Y para acabar, debes escuchar canciones románticas. Es decir, los Mojinos Escozíos quedan totalmente anulados y sobre todo tienes que escuchar Alex Lumbago, Diego Martín o Alejandro Sanz, gente de este estilo que te digan canciones para sentirte identificado en tu gran amor. De todas formas es normal que te sientas identificado porque todas las canciones dicen lo mismo, pero bueno, ese es otro tema que no entraremos ahora.


Por lo tanto, si quieres llegar a ser un gran romántico, camelarte a las chicas más dadas al tema, no debes fallar a ninguno de estos postulados del romanticismo. Si por el contrario quieres ligar sin hacer el ridículo, este no es tu post.

26 dicen la suya

  1. Nissae dice:

    O aparecer con un peluche gigante de un gran oso abrazando un corazón cuando todos sus amigos estén en la cola del cine.. verás verás como ella nunca olvida este gran gesto de amor..

    Una elmundoestalocoadicta

  2. wise dice:

    Y llevar a la chica a un mirador romantico de turno donde hay trescientos romanticos como tu esperando? que parece eso la cola de la seguridad social XD

    “nada aquí estamos haciendo tiempo en la cola a ver si conseguimos ir allí a mirar, y a ver si le puedo pasar el brazo por los hombros”

    Porcierto el chiste de Alex Lumbago tambien me ha llegado al alma XDD

  3. Zuviëh dice:

    Es que a mí me viene un tío con flores y le parto la cara. Te has olvidado de los bombones, chavalín. :P

  4. jose dice:

    lista de correo sobre seducción… O_O

    mmmm

    mmpfff

    pfffajajjajajjajajajjaa

  5. maerbale dice:

    nada, al próximo tio q se m acerque, antes de q abra la boca, le doy la dirección de la web, q sea el post y luego, cuando cumpla los requisitos, ya será digno de acercarse a mí XDDDDDDDDDDDDDDD

  6. morri dice:

    Nissae y Zuvieh, estáis más puestas k yo, se me ha olvidado completamente los peluches y los bombones, qué fallo! XDDD

    Maerbale si no lo cumple ya sabes, patapum

    Wise: Me alegro que te haya llegado al alma el chiste, iba dedicao ajjaja :P

    Lo del mirador es digno de adMirar XDDD La verdá es que es lo mismo que los picaderos pero para románticos, allí van a mirar, y va tolmundo, y los picaderos va tolmundo a fornicá y sentirse acompañados xDDD

  7. Anonymous dice:

    Holaa!!..jaja muy buenoo…vas bien romantioco seria cursi…entonces la postura final del tio romantico seria” Un traje que le queda gran porque como el no tiene se lo roba a su padre, una pajarita de quita y pon torcida, en un mano una margarita que le a robado a la maceta de la vecina, el otra una caja de bomboines en forma de corazom, el pelo como si llavara toda la vida sin lavarselo, y con cara de imbecil..”sinceramente yo abro la puerto y me encuentro eso…y adios muy buenas!jaja..
    Roxy

  8. Anonymous dice:

    Morri, de acuerdo a tu post, yo soy tan romántico como un ladrillo, un contador público o un detector de metales. Caramba.

  9. María dice:

    Qué bonito es el amor

  10. maerbale dice:

    ¿¿bonito?? a mí sólo m da dolores de cabeza!!! XDDD

  11. Jasp Nuncajamas.com dice:

    La imagen del perro es genial.

    Un saludín!

  12. María dice:

    maerbale,da dolores de cabeza,pero cuando encuentras lo weno te compensa todo!!!o a lo mejor yo ahora estoy en mi nube,y hasta que me caiga…
    bsos!

  13. maerbale dice:

    me alegro por tí, chiquilla, q t dure…yo acabo de tener q oir al tio con el q m lio mientras le ponía una copa q mañana se va a ir con otra a una fiesta a la q vamos a ir los dos…ves..a mí sólo dolores de cabeza…en fin..

  14. Dammy dice:

    Jejeje, muy bueno… El caso es que depende de la chica, hay algunas que se morirían por un chico romántico como el que planteas, pero luego hay otras que se le caen las bragas por el típico malote con cara de burro, vaya, para que te hagas a la idea rápidamente, quieren a Nacho Vidal.

  15. morri dice:

    Dammy, en ese caso no es un malote con cara de burro, sino un malote con cara y con otras cosas de burro…

    Maerbale y María: Sois de las dos opiniones, el amor bueno, el amor doloril de cabecil, a ver a donde llega la discusión ;) :P

    Bugman, pues nada chico, así no ligarás en plan romántico, has de buscar otros métodos… xDDD

  16. María dice:

    juas,lo de con cara y “otras cosas” de burro me ha marcao:P
    maerbale,ese tio es un capullo:S coge y arrancale el capullo y ke le den…pobretina,ya pasó.
    muasis

  17. Silent-Control dice:

    Bueno ya estamos, se puede ser romantico sin ser con todos mis respetos un poquitin pastelito ehhh, que al fin y al cabo a las tias y no seais mentirosillas ligais mas con los capullos que os putean y luego vais donde el amigo ese “de toda la vida” a llorarle es que me putean amigo, porque en el fondo os va la marcha y solo quereis tios capullos para convertirles y cambiarles y asi vuestro ideal de relacion esta caliente y se mantiene viva, si os tratan bien al final os vais, la relacion se enfria ,,,, asi que no vengais llorando con los malotes y los buenos que ya esta bien de ese rollito mentiroso, y por cierto los principes azules para los cuentos ehhhh o para la plebeya Letizia. Dar oportunidades a tios que aparentemente no la tienen os sorprenderan, un beso para todas que sois lo mejor que hay, vivan las mujeres “que hariamos sin vosotras”

  18. johan dice:

    ME PARECE QUE EL ARTICULO ES UNA BASURA, CUALES CONSEJOS PARA SER ROMANTICO DA? LO UNICO QUE HABLA SON DE ESTRATEGIAS PARA ENGANAR Y LLEGAR AL SEXO.

    DIOS, ENTRE TANTAS COSAS BELLAS CREO A LA MUJER, Y SEGUIDO EL AMOR DEL HOMBRE POR ELLA.

    LA VERDAD QUE DE AMOR Y ROMANTICISMO NO SABEN NADA. SE TRATA DE DETALLES, GESTOS, AMOR Y MOMENTOS ESPECIALES.

  19. Sebastian dice:

    encuentro que Johan dice la verdad, es solo basura lo del articulo. si actuas como eres y te quieren como sos, que felicidad mas grande no?, si quieres ser romantico, los detalles de tu personalidad lo haran, no hay guias, ni nada por el estilo, solo debes guiarte de lo que tu corazon siente por tu “persona especial” a la que le dedicas tu dia, tu hora, tu cancion de amor.

    salu2, y espero que esteb bien. Cultiven el Amor, que esta lleno de momentos especiales, desde el saludo, hasta el andar de la mano y decir Te Amo.

    chaux!

  20. unoquesabe dice:

    Bah, no teneis sentido del humor, aparte, quitando lo del traje y tal, las otras cosas si que le molan a las chatis y te digo por experiencia que es la unica forma de trasquilarse a una estrecha asi que tu mismo, este post está pusto de coña pero a dado en el clavo, FELICIDADES!

  21. Anonymous dice:

    POR ESO ES Q SE QUEDAN SIENDO LOS ETERNOS AMIGOS DE UNO… NO HAY QUE FINGIR Q NO QUIREN FORNICAR, O SI NO, NUNCA LO HARÁN CON UNO Y SE VAN A QUEDAR COMO EL PERRO FALDERO Y EL “AMIGUITO” PA TODA LA VIDA… CHAU

  22. Anonymous dice:

    bah quien escribió esto?
    es basura!

  23. Miquel Beltran Carreté dice:

    Interesante blog… Me reí, y esos nunca deja de ser bueno… Gracias…

    Envío un texto que hablaría de la parte contraria… En tono similar…

    Está en mi blog:
    http://alalunaatimicielo.blogspot.com

    Espero os guste…

    Título: La falsa hombría del “Homo Erectus”

    El otro día estaba tomando un café en un bar y entró un señor y se sentó frente a la barra, a mi lado, y pidió una cerveza. Debía de conocer bien al camarero, pues no tardaron en empezar un diálogo intimista que no pude evitar escuchar. Contaba el hombre que cuando se separó de su primera mujer había jurado no volver a caer en la trampa del matrimonio. Con el tiempo se ve que incumplió su promesa ya que se hallaba en aquellos momentos de confidencias masculinas hablando de su nueva esposa. Con ella, decía, se encontraba mucho mejor, pues su amada dama era una hembra muy hogareña, le gustaba poco salir y, aunque también trabajaba, mantenía en su casa una limpieza y un orden dignos de mención. Terminó bromeando que si otra vez le salía mal se tendría que hacer gay. Al oír lo que contaba no pude evitar mi asombro y, girando mi cara, le eché una mirada que me pareció que muy suave no debía de ser pues más bien pareció disgustarle.
    A veces no puedo evitar sentir vergüenza de ser hombre en esta sociedad tan moderna pero tan paleolítica que me ha tocado compartir. Me cuesta mucho aceptar como semejantes a una buena parte de la especie varonil. No entiendo a aquellos machos que siguen mirando a la mujer como si de un objeto productor de deseo se tratara. Sus ojos han diseñado una conexión directa a sus testículos y cuando perciben un físico atrayente todas sus neuronas se transforman increíblemente en hormonas. Su moral se diluye con sus ansias de cazadores y su sensibilidad limita su campo de acción a la punta de su capullo. Esa clase de tipos me producen mucho asco y un poco de pena. Para ellos el más allá es una cama redonda y los ideales son medidas anatómicas de pecho y cadera.
    Me acuerdo cuando era muy joven que alguna vez discutimos con los amigos cuáles eran los atractivos de la mujer que más nos conmocionaban. Había uno que aseguraba que eran los dedos de los pies. Hace años que no lo veo, pero supongo que con el tiempo ya se habrá psicoanalizado. La controversia acostumbraba a centrarse en limitar las preferencias a los senos y a la zona pélvica, la que se ve envuelta por un buen culo y una mágica vulva. Por aquel entonces yo ya era extraño, pues siembre respondía con la misma patraña: los ojos, la mirada y, desde luego, la forma de sonreír.
    Sigo pensando lo mismo. Para mí los ojos de una mujer son el espejo de su alma y en la dulzura de su sonrisa se dibuja la pureza de su corazón. Allí centro mi gusto y allí se concentran mis más puros deseos. Observar descaradamente las partes más sexuales de una señora que no me pertenece no me interesa. Lo encuentro de mal gusto y es una falta de respeto que me molesta sobremanera.
    Aunque parezca mentira aún debemos incluir dentro de esa especie animal tan rara que es el hombre a unos cuantos individuos que siguen pensando que donde mejor debería estar la mujer es en casa. Ellos ya se encargarán de ganar lo suficiente para suministrarle cuantos más lujos, mejor, y ellas podrán dedicarse a aquello para lo que fueron hechas: a mantenerse guapas para sus maridos, a cuidarse del hogar y a tener y educar a los hijos. Manteniendo estos esquemas, que parece ser que siempre funcionaron, ellos se sienten más importantes, ¿o debería decir “más machos”? No dudo de que esta fórmula, aceptada y bien llevada por los dos miembros de la pareja, puede funcionar. El problema reside en que casi siempre tanto la cabeza de familia como su subordinada olvidan que la forzosa ama de casa puede tener también otras ambiciones o sueños. Y necesita otras cosas, precisa, además de como consorte y madre, realizarse como persona… No, con esta categoría de varonil espécimen, que a menudo coincide con el anterior, el de la nariz con forma de pene, ¿recuerdas?, tampoco puedo sentirme hermanado.
    Son muchos los hombres que presumen de sus conquistas. Seguramente eso los hace, aunque más de la mitad de lo que cuenten sea mentira, sentirse más prestigiosos. A mí, particularmente, poder decir que me acosté con más de mil mujeres, como oí explicar una vez a un famoso actor de cine, me haría sentir un inútil. Si entre tantas mujeres no pude enamorar ni me enamoré de ninguna, ¡no valgo nada! Hace muy pocas líneas, buscando un sinónimo de la palabra “macho” me encontré con el término “semental”. A su lado estaba escrito el vocablo “verraco”, que bien buscado significa: “marrano, cochino, cerdo y puerco”. Que sabio es el lenguaje, ¿a qué sí? Pues eso acaban siendo esos chulescos prototipos de hombruna vanidad.
    También podríamos hacer mención de aquellos amantes esposos que tienen tantas ocupaciones que casi nunca tienen tiempo de parar en casa. Anteponen sus obligaciones profesionales, sus cuidados personales y el disfrute de sus aficiones a la temida vida familiar. Cuando salen del trabajo suelen parar en un bar para ganar tiempo con una cerveza y la emocionante charla con sus compañeros de copa. Los días de fiesta suelen apalancarse en el sillón o desaparecer para ir en bici con los amigos, para irse a pescar o para simplemente no estar. Normalmente tapan sus deserciones con la perentoria necesidad de paliar el cansancio que la responsabilidad de trabajar para ganar el sustento de la familia les produce. Los pobres necios creen ganarse ratos extras de reposo y lo que consiguen es perderse las maravillosas vivencias que el hogar, la mujer y los hijos podrían ofrecerles. Su solitaria vida en familia me apena profundamente. Porque no es lo mismo “tener” que “poseer” y aquellos que prefieren llenar el baúl de los recuerdos de caprichosas anécdotas pudiendo colmarlo con impagables experiencias acaban siendo trotamundos en la inerte tierra de los inapetentes espíritus.
    Últimamente se está poniendo de moda también un tipo de masculinidad que yo, personalmente, percibo como una forma repugnante de intentar destacar. La búsqueda del hombre perfecto, la irrefrenable batalla por parecerse cada vez más a los envidiados modelos que la moda de turno presenta ha conseguido que muchos hombres estén haciendo del culto al cuerpo una nueva religión que abraza como paraíso el cielo de los narcisistas. Suelen ejercitar su ego en los gimnasios y sacan el brillo de su personalidad en las máquinas de rayos UV. Los ves pasear con aire interesante, seguros de que todas las miradas femeninas se rendirán a su musculosa hermosura. La vida es para ellos una pasarela que les permitirá conquistar el mundo con sus atributos. En el esfuerzo por sobresalir son capaces de todo. Están los que llegan incluso a operarse su particular cerebro, o sea el miembro viril, para llegar a creerse mejor dotados. Alguien en el colegio debió de contarles que la evolución del mono hacia el homo erectus conllevaba una más espectacular erección. Y claro, muy monos están, pues, muy monos se creen, seguro, y antropológicamente muy monos siguen siendo. Pues sí, a veces me avergüenzo de ser hombre cuando observo ciertas actitudes ante la mujer, ante la familia y ante la vida que algunos elementos de mi sexo adoptan. Con mi sarcástica crítica de algunas de estas posturas no pretendo ni mucho menos echarme flores. Ni me siento especial, ni soy único ni mucho menos creo que represente a lo mejor del desde ya hace mucho denominado “homo sapiens”. Simplemente creo que si todos los hombres abandonáramos un día el cultivo de nuestra mal llamada “hombría” y nos dedicáramos a potenciar nuestra calidad como personas, seguro que, aunque fuera poco, mejoraríamos las perspectivas de esa humanidad tan maltratada.

  24. Anonymous dice:

    Miguel,qué bonito piensas! y sí eres especial no lo dudes! =)(yo me caso contigo! jeje)

  25. Anonymous dice:

    Bueno Miguel Beltran Carrete soy Luis Alberto Rivero, sin el animo de ofender ni nada parecido, me parece que si te hechas flores con tu extenso comentario, y un tanto te contradices como cuando dices:
    "Para mí los ojos de una mujer son el espejo de su alma y en la dulzura de su sonrisa se dibuja la pureza de su corazón" tu también te guias por el físico, pareciera que si una mujer no tiene ojos lindos o una sonrisa agradable tu no la tomas en cuenta como otros hombres no toman en cuenta a las que no tienen unos pechos prominentes o unos glúteos curvilíneos, a mi también me gustan los ojos lindos de una mujer, como el pelo largo y también un trasero bien formado, sera bueno sera malo no se solo me gustan, en ultima instancia me enamore muchas veces de mujeres que no tenían estas características.

    "Observar descaradamente las partes más sexuales de una señora que no me pertenece no me interesa" pertenece si no es un objeto. Hay muchas cosas con las que concuerdo, como la de tener una compañera con metas y aspiraciones personales que desee cumplir y no una mucama sometida, etc. En resumen me parece un poco pedante tu comentario, por mi parte tengo un montón de defectos y alguna que otra virtud pero no por esto me doy aires de superioridad, es bueno aconsejar y reflexionar pero con mas humildad y sin creernos los dueños de la verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *