El palillo de dientes en la boca


Supongo que la mayoría de vosotros os habréis fijado en la costumbre ancestral ibérica, del macho español para más señas, de colocarse en la boca un palillo de dientes. Costumbre arraigada en hombres de pelo en pecho, voz acarajillada y aficionados al mus en bares de relumbrón y humeante aire. Vamos, aficionados a los bares en el que la primera inspiración para llenar los pulmones se convierte en una tos crónica cargada de mocos repugnantes. Para qué contar más, ya los habréis visto, hay tropecientos en cada barrio.


Pero sí, voy a contar más. Estos hombres de mal afeitado y poco metrosexuales hacen gala de lo que es transportar el palillo de dientes en la boca. Pero ojo, no de una manera normal querido, y ávido de saber, lector. Estos hombres llevan el palillo en un lado de la boca, como cayéndose, al estilo Lucky Luke con el cigarrillo, cuando podía llevarlo. Estos hombres se colocan el palillo en la boca, la boina a la altura de las cejas, y son felices. ¿Por qué esta costumbre del palillo? Ahí quería llegar yo.


Hay que reconocer, antes de nada, que los palillos de dientes lo usan muchas otras personas para fines distintos que los que lo llevan todo el día. Es decir, el uso del palillo de dientes es comúnmente conocido como de pinchador de olivas, berberechos y otros manjares de tapa. O bien también es usado por gente ex-fumadora para quitarse el mono. Que yo tengo una duda, yo que no he sido fumador en mi vida, a pesar de que alguna foto pueda decir lo contrario, aquella noche no era yo… A lo que iba, yo que no he sido fumador, ¿cómo se pueden quitar el mono con un palillo? ¿No tienen nunca la tentación de prenderle fuego al palillo? Y de paso a su boca, claro. ¿No han intentado dar una calada y se han tragado el palillo de golpe?


En fin, que hecho el inciso, volvamos a los palilleros profesionales de bar de poca monta. Estos hombres están haciendo de todo menos dejar de fumar, está claro. Porque dentro del bar de toses agudas y tapas rancias… Que por cierto, esas tapas… Esa pinta… Que da la sensación de que un día el boquerón se va a levantar y va a ponerse a cantar una serenata: “Carrascaaaal, carrascaaall, que boniiiiita serenaaaaaata, carrascaaal, carraascaalll, yo no soy boquerón de laaaaataaaaaa” (Con vibrato y todo). En fin, que esas tapas no son para comérselas, creo que ha quedado claro. El caso es que esos hombres, no se sabe todavía por qué se dejan ese palillo colgando de la comisura de la boca.


Entonces, la opción que se baraja para saber por qué estos hombres llevan el palillo es por simple uso real del objeto. Es decir, ellos lo usan para quitarse los trozos de carne de pinchito que se les haya quedado en la boca. De pinchito o de boquerón tunante. Lo que sea. Van urgando poquito a poco para encontrar el trocito. Imaginad, ese hombre de negros dientes y aliento a Ducados. Toqueteando con su palillo de dientes, y por qué no decirlo, el palillo no es largo, con las manos de dedos gordos hartos de tiznarse con las mesas mugrientas… Y en fin, para qué seguir más, es una escena repugnante. Así que en teoría es para sacar esos trozos molestos que por qué no decirlo, también es capaz el cepillo de dientes de sacarlos. Entonces, ¿por qué mantienen el palillo de dientes en la boca?


Podríamos pensar que la razón básica es porque se ha quedado pegado. Totalmente. Ha llegado a una mezcla de saliva y fritanga que ha sido incapaz de despegar de la comisura de la boca y se ha quedado ahí para siempre. Que incluso su mujer cuando va a darle un beso prefiere saludarle desde lejos que pincharse con el palo. Así que se llega a la conclusión de que los palos están enganchados completamente a la boca, cual superglú y que pronto estudiarán ese pegamento en cualquier universidad con tiempo libre para adaptarlo al uso público. Pegamento imedio, tus días están contados, la mezcla palillo-saliva-fritanga acabará con tus años de hegemonia…


Así pues, supongo, que cuando veáis a vuestro taxista preferido pitando al “inútil” de delante con el palillo en la boca, no lo veréis de la misma forma… Lo veréis pegado.

20 dicen la suya

  1. kila_babe dice:

    si ya lo digo yo…un dia d estos haces el libro y todo jajaja, nunca hubiera imaginado q se podrian hacer tantas reflexiones sobre el palillo!!!

  2. morri dice:

    Ni yo tampoco! ajajaja :P

  3. Tlacuache dice:

    Jajajaja, en realidad deje de hacer mis actividades normales para leer el post completo y no puedo creer de que halla pasado casi 3 minutos leyendo de un tema tan banal… Cuando un compañero de mi trabajo me preguntó que leía y le contesté que sobre palillos de dientes, me miró raro y resaltó lo desesperante que puede llegar a ser el aburrimiento como para ponerse a leer sobre palillos, pero cuando le enseñe el post, igual lo leyó completito hasta que terminó… Jeje, si las cosas más sencillas del mundo son las que guardan los secretos del Universo…

  4. tocamesousCAT dice:

    Lo que yo no he entendido nunca es si se lo cambian cada día o qué xDD

  5. morri dice:

    Tlacuache, XDDDDD La verdad, es la cosa más absurda del mundo, pero mira, quien te iba a decir que el pegamento más potente está en los palillos de dientes eh eh jajajaja :P

    Tocamesouscat, si ellos pudieran se lo cambiarían, pero no pueden XDDDD

  6. carmncitta dice:

    uffff, que pedazo de descripción es que ya los estoy viendo, están por todas partes.

    Un día por favor, reflexiona sobre la uña larga del dedo meñique, ¿te has fijado alguna vez?, la suelen llevar los del palillo, pero más del estilo camisa abierta, con pelo en el pecho y cadenita de oro…ufff, a mi es que me da repelús, para que la querrán, no creo que a su edad lien porros ¬¬

  7. morri dice:

    Pues no es mala idea lo de hablar de la uña larga del dedo meñique XDDDD Esa uña amarillenta y repugnante… xDDDD No sé si será un post apto para estómagos débiles carmncitta xDDDD

  8. O.k.,o.k.! dice:

    Disiento.

    Un día, en pleno acaloramiento por una partida de mus, vi cómo un sujeto golpeó con el puño la mesa, al poner las cartas (¿a que mola?), pegando un salto mientras gritaba Órdago a la chica, y se le cayó el palillo al suelo!!!

    :O

    Lo cogió, se lo metió en la boca otra vez, y luego se pudo a descojonarse con los compadres
    o__Ô

  9. Elena dice:

    Ahora entiendo porque el palillero siempre está lleno… porque en realidad, sólo se usa un palillo!

  10. morri dice:

    O.k, o.k, debes saber que el superglú, al principio, no pega casi nada, y tienes que mantenerlo un rato para que se quede pegado. Ese hombre se lo acababa de poner, seguro. :P

    Elena, está claro, los otros palillos son para hacer bonito, y es más, si se les cae, lejos de volver a ponérselo, a veces los vuelven a meter en el palillero… Piensa en ello cada vez que cojas uno en un bar xDDDDD Y no vengan en plásticos xDDDD

  11. aljube dice:

    Muy buen post. Realmente, con este post se ve que la inspiración nace de las cosas más banales, ¿no? Muy bien escrito, en serio. Y sobre lo de las uñas largas del dedo pequeño de la mano (supongo que esto es el meñique, ¿no?): lo he visto en muchos camioneros. ¿Por qué será? Saludos morri, y hasta el miercoles o así.

  12. morri dice:

    Muchas gracias aljube ^ ^ Me alegro que te haya gustado.
    Hay que estudiar lo del dedo meñique sí XDDD
    Hasta el martes o el lunes siguiente XDDD :P

  13. Anonymous dice:

    Tengo una teoria acerca de lo del dedo meñique amarillento. La mayoria de estos señores con palillo y pelo en pecho llevan la uña como tradicion a que antes no fumaban tabaco ya liado (eso de las cajetillas solo para algunos ricos) sino que se lo tenian que liar, y a que no sabes con que juntaban el tabaco en el por cierto tradicional papelillo rizla ( que solo se vende en esta clase de bares cojonudos ) pues con la uña y asi se les quedaba amarillenta.

    La verdad es que reflexionando que va a ser dentro de 50 años de estos bares, gente con crestita y bolsitos cruzados jugando al ciber mus por su movil de vigesimo cuarta generacion, viva la gente autentica con pelo en pecho, arriba las panzas, las tapitas y las cervecitas, ademas es ahi donde hay que ver esos partidos de la champions con esos palilleros discutiendo lo que sea…. Esa es nuestra seña de identidad un bar por cada 35 habitantes, la hostiaaaaaaaa.

  14. Anonymous dice:

    ps la vdd yo m dejo la uña del meñiq larga y c ve chida, la eh traido hasta como de 1 cm

  15. Anonymous dice:

    Hola. Demasiadas veces me han pasado el palillo por la cara, esos supermachos ibericos. ¿Alguien , por favor, me puede decir qué he de hacer si un día me pinchan un ojo con él?.

    KATUN-13

  16. Anonymous dice:

    Alguno se ha parado a pensar que esa gente no ha recibido una educacion al menos en cuanto a higiene como la nuestra? que quizas han sobrevivido a una guerra y vete a saber lo que han vivido, que han sobrevivido desde entonces de la misma manera, las costumbres a lo largo de los siglos han ido cambiando y lo seguiran haciendo es solo cuestion de tiempo y como todo, incluido lo "metrosexual" desaparecera y dentro de unas decadas cuando seamos abuelos se repetira un post como este, a menos que tengamos la dignidad de suicidarnos "antes muertos que sencillos" o simplemente pediremos perdon por ser seres humanos…

  17. Anonymous dice:

    Lo de la uña del dedo meñique larga, tiene que ver más con mejorar la experiencia auditiva… Y hasta ahí puedo leer.

  1. 27/02/2013

    […] diréis. Quizá penséis de mí que escribo sobre cualquier cosa que existe en el mundo por nimia que sea. Bueno, no seré yo quien os diga que no. ¿Quién os iba a decir que hoy, precisamente […]

  2. 11/01/2014

    […] por eso, hay algunas personas contratadas por los bares para hacer bulto y estar siempre con su palillo de dientes apoyados en la barra de bar. O eso o se quedaron pegados de tanta mugre. El caso es que el pueblo […]

  3. 21/01/2015

    […] partidas de dominó. Cada tarde se oían los clic clic de las piezas golpear en la mesa y los palillos de dientes zarandearse en las bocas de los habituales jubilados del lugar mientras soltaban algún […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *