Las tiendas de 20 duros (Todo a cien)


Hubo una época, hace muchos años, aunque parece que fue ayer, que de repente empezaron a proliferar como si de setas se tratara tiendas de las llamadas de Todo a Cien. O más comunmente llamadas por la gente: “Las tiendas de los 20 duros”. Que parece que hubiera 20 tíos duros ahí en la puerta que te fueran a pegar si no comprabas algo, en fin. Porque no sé si recordáis que había una época en que existían las pesetas, los duros eran cinco pesetas y es más, podías ir a un bar y mantener la espalda sin sangrar debido al sablazo. Era una época feliz y dinámica en la que teníamos una moneda débil, sí. Pero nos duraba un billete de mil pesetas un poco más de los dos minutos que duran 20 euros actualmente.


Pero en fin, yo iba a hablar de las tiendas de 20 duros y me he ido a cagarme en el euro, como es costumbre ya. El caso es que en ese tiempo de peseta y crisis económica aparecieron estas tiendas que en su mayoría regentaban chinos, aunque no tenía por qué ser así siempre. También los había japoneses. Total, que de repente se empezaron a abrir tiendas en las que se vendía de todo un poco, desde pistolas de mentirijilla para que los niños petardeasen hasta vajillas de plastiquete con las que irte al campo sin ningún problema. Colonias, fiambreras, artículos de regalo (bonito nombre para decir: gilipolleces sin sentido), souvenirs varios como la sevillana de la peineta y el toro de osborne. En fin, de todo. Y todo a 100 pesetas. ¿Todo?


Bueno, eso era un decir. Porque al principio decían: “¡Todo a 100! ¡Todo a 100!” Pero luego la realidad era que todo era a partir de 100 pesetas, que incluso cosas que valían menos como una postal las ponían a 100. “Ah, es que está todo a 100, se siente”. Y no te pienses que te ibas a comprar un coche teledirigido para tu hijo por 100 pesetas. Que en realidad, de teledirigido nada, que lo tenía que empujar tu padre mientras tú hacías ver que lo manejabas con el mando. En fin, que todo estaba a partir de 100 y te podías encontrar cosas que valían 2000 o 3000 pesetas tranquilamente, con lo que aprendí desde bien pequeño que la publicidad engañosa existía, y la conocían hasta en China.


El caso es que con los años todo cambia, hasta estas tiendas, y si ya eran listos antes, ahora lo son más. Ahora en vez de llamarse: Todo a 100 es Todo a 1 euro. Leches, como ha subido el precio. ¡Un 66%! Pero es que es como todo, como ya hicieron en un programa de la tele, si volvieramos ahora a la peseta todo sería más barato. Antes 1 euro, ahora 100 pesetas. Estaríamos en la gloria. Pero nada, ahora lo ponen todo a 1 euro y se quedan tan anchos, y es que hasta para las tiendas de cuatro cosillas que hacen falta y que te sacan de un apuro te sacan hasta los ojos con los precios. ¿Donde iremos a parar?

12 dicen la suya

  1. jose dice:

    el euro de los cojones sólo sirve para que los ricos hagan transferencias internacionales con menos recargo, sus muertos.

  2. Anonymous dice:

    no compreis juguetes en los chinos!!!

  3. Egroj dice:

    Es verdad, es verdad! Ha subido como la espuma, por eso ya no compro en esas tiendas, bueno antes tampoco lo hacia mucho, pero ahora menos ;)

  4. tocamesousCAT dice:

    Fijate si han subido las cosas que se gasta más rápido un billete de 10 o de 20 casi que 1000 pesetas, teniendo en cuenta que las 1000ptas son menos valiosas O_o Pero así es la vida… Siempre me acordaré de cuando te podías comprar una chuche con un duro, y con 20duros siempre me sobraba para otras chuches ^^

  5. morri dice:

    Jose, tienes toda la razón.
    Egroj, haces bien XDDD No es recomendable comprar depende de qué cosas allí.
    TocamesousCAT, yo siempre me acordaré de cuando las chuches iban a 5 pesetas la pieza, y no a peso… Un día tengo que hablar de esto también xDDDD

  6. Mazarbul dice:

    >.< Recuerdo que cuando era chico, con mil pesetas podía comprarme la tienda entera en chuches, y si hacía falta, en especias (me acuerdo que con mil pesetas le compré a un vendedor dos bolsas de caramelos de estas que le llegan de fábrica, a kilo cada una). Ahora, con cinco leuros sólo me llega para mi pelotazo matutino de fresas de caramelo ¿Así cómo quieren que uno se drogue de manera sana? ;o; Dito tratado de Maastrich >.< Nunca debieron haber tratado lo de la moneda única ¬¬

  7. Anonymous dice:

    Para nada pero para nada las tiendas de todo a cien cuando empezaron a montarse estaban regentadas en su mayoria por chinos y repito para nada de nada. yo vivo de este negocio desde el año 89 y le aseguro que para nada empezaron los chinos y tampoco es cierto que ahora todo sea a un euro…, eso es una chorrada.

  8. Anonymous dice:

    pues ami me parecen segun para que cosas, super practicas. encuentras muchos chollos como en tipod emenaje , baño ect. pero para otro tipo de cosas, es cierto que son ams caras por eso de que todo a cien. yo os puedo asegurar que para material escolar de mis hijos me he ahorrado un paston.eso si, los euros ni muchisimo menos dura como las pesetas duraban entonces. que recuerdos aquellos que ya nunca mas volveran¡¡¡¡¡¡¡¡

  9. Jorge dice:

    Hola!! he encontrado tu blog con esta entrada porque buscaba como explicarle a una buena amiga “bloggera” mexicana qué son las “tiendas de los chinos” o también llamadas las de 20 duros. He echo referencia a este tipo de tiendas en una entrada donde hablo de un artilugio bastante subrealista que encontré este fin de semana pasado.

    ¿Para que darte esta explicacion? buah! yo que se! jejee, soy un enrea. Ya que llegué aquí fortuitamente le echaré un vistazo a tu rincón.

    Saludos!

  10. Javi81 dice:

    Tengo 35 años. Soy de Barcelona. La primera vez que entré en un “todo a 100 pesetas” fue en 1993. Debo decir que, al principio, todas las dependientas (solían ser mujeres) eran españolas. A partir de 1995, me acostumbré a ir todos los sábados a tiendas de “todo a 100 pesetas”. Empecé a coleccionar estúpidamente bolígrafos “made in China” y cintas de casete vírgenes. A día de hoy, ya no colecciono bolígrafos. Pero todavía colecciono cintas de casete vírgenes (antiguas, de segunda mano). La primera vez que entré en un “todo a 100 pesetas” regentado por chinos fue en 1996. Entonces, todas las cosas ya no eran a 100 pesetas. Había también a 200, 300, 400 y 500 pesetas. Con el tiempo y, sobre todo, con la llegada del euro, la gente empezó a decir “bazares chinos”. Debo decir que todavía voy a “bazares chinos”. Muy de vez en cuando. Apenas hay cosas interesantes. Y, por supuesto, los precios me parecen excesivamente caros. La gente todavía tiene la idea de que lo que se vende en un “bazar chino” es barato. Y es mentira. Hace 20 años, en un “todo a 100 pesetas” comprabas un paquete de 30 bolígrafos por 20 duros. Ahora, un bolígrafo te cuesta 1 euro como mínimo. Y sigue siendo un bolígrafo “made in China”.

  11. Javi81 dice:

    En 1995, había una tienda que se llamaba “Les 99 de Barcelona”. Era un “todo a 99 pesetas”. Y realmente todo valía 99 pesetas. Pagabas con una moneda de 100 pesetas y la dependienta te devolvía una moneda de 1 peseta. Ese mismo año, un amigo mío me contó que existía una tienda llamada “La Generación del 98” (todo a 98 pesetas). Y también “La Generación del 27” (todo a 27 pesetas). El “todo a 98 pesetas” estaba en calle Cartagena, chaflán con calle Industria, en Barcelona. Fui solamente una vez. Pero el “todo a 27 pesetas” no existió nunca. Era mentira. Era una leyenda urbana.

  12. Javi81 dice:

    En 1997, en un “todo a 100 pesetas” regentado por chinos, me acuerdo (y me acordaré siempre) que, dentro de la tienda, había un letrero que rezaba “tres productos por 500 pesetas”. Yo pensé “¡vaya timo! ¡Es supercaro!” Llegué a comprar tres productos. Exactamente compré tres cintas de casete originales, tipo “gasolinera”. No de El Fary ni de Manolo Escobar, sino de música dance y de canciones veraniegas. Llegué a casa con la sensación de “me han atracado a mano armada”. Sin embargo, si dividimos 500 pesetas entre tres productos, nos da 166,66667 pesetas. Y un euro son 166,386 pesetas. Es un poquito más que un euro. Pero, según como se mire, ¿qué es un euro hoy en día? Los chinos fueron quienes empezaron a vender cosas por 200, 300, 400 y 500 pesetas. Todo empezó a encarecerse. Actualmente, en muchos bazares chinos venden maletas de viaje, ropa y calzado de mujer… En Navidad (diciembre de 2015), en el escaparate de un bazar chino vi un ciervo (de peluche, pero a tamaño real) por 499 euros. Y la pregunta es: ¿todo a 1 euro o todo a 500 euros? ¿Nos hemos vuelto locos o qué?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *